lunes, 13 de abril de 2009

POR CULPA DEL MAL ESTADO DE LAS VIAS CASI SE ORIGINA TRAGEDIA

En estas condiciones permanecio por espacio de un dia este vehiculo tipo bus escalera (chiva) que debido al fuerte invierno que se presenta en el territorio nacional, hizo que las vias se deterioraran y posteriormente que este vehiculño se presipitara por un abismo en el sitio conocido como charcoredondo, a media hora del Corregimiento de Puerto Venus (Nariño Ant), el dia domingo 12 de Abril aproximadamente a las 5.00pm, este vehiculo de placas TAA 651, registrado a la empresa SOTRANAR, que cubria la ruta Arboleda (Cds) - Nariño (Ant) se presepitara por este abismo, el hecho no dejo ni victimas ni heridos, el vehiculo permanecio la noche amarrado de cables y de aparejos puesto que si no lo hacian corrian el riesgo que el Rio Samana arrastrara con el vehiculo por rio abajo. Este vehiculo fue retirado con maquinaria pesada el dia lunes siguiente.

POR LAS TROCHAS DE ARBOLEDA

INCOMUNICADOS. Asi nos encontramos los habitantes del corregimiento de Arboleda Caldas, puesto que desde hace aproximadamente 6 meses la principal via de acceso que nos comunica con la cabecera municipal de Pensilvania presentara serias dificultades por deslizamientos de tierra debido a la fuerte ola invernal que esta asotando al pais, la Alcaldia Municipal dispuso de maquinaria para el trabajo de removencion de tierra y dinamitaciond de piedras que impiden el trabajo de lasd maquinas, este fenomeno de la niña se intencificado y se han observado nuevos deslizamientos de tierra las cuales han represado gran cantidad de agua, y se ha presentado la alerta amarilla en los alrededores del rio denominado RioDulce ubicado entre las verdas del Anime Alto y la vereda de Guacas (Arboleda)las cuales han llevado a la destruccion de un muro de conteccion que sostenia la banca de la carretera y dejandonos asi sin posibilidades de desplazarnos hacia la cabecera municipal y lo mas grave de todo se dificultaron el traslado de enfermos remitidos puesto que las otras 3 vias de acceso se encuentran taponadas por deslizamientos de tierra y falta de puentes de acceso. Estas fotos muestran el poder que ha ejercido el agua sobre la principal via de acceso con el municipio y sobre algunos puentes de acceso.

martes, 17 de marzo de 2009

Que a "Karina" la perdona Dios.

Alba Libia Ospina, esposa del agente Luis Fernando Ramírez Castro, desaparecido desde la toma de Arboleda (Caldas) el 29 de julio de 2000, ve lejana la posibilidad de perdonar a alias ‘Karina. “¿Perdón? De mi parte, no. Cree que los únicos que le darán eso son Dios y el Gobierno”. Así, tajantemente, responde Alba Libia Ospina, esposa del agente Luis Fernando Ramírez Castro, desaparecido desde la toma de Arboleda (Caldas) el 29 de julio de 2000, a la posibilidad de perdonar por sus actos a la ex guerrillera comandante del Frente 47 de las Farc, alias 'Karina, Las decisión que tomó el Gobierno Nacional la semana pasada de nombrar gestora de paz y dejar en libertad a la ex insurgente cayó como un balde de agua fría entre las personas que fueron víctimas de su accionar, especialmente los hijos de Arboleda (Pensilvania) y las familias de las víctimas de esa toma guerrillera. Hay quienes por ejemplo, en torno burlesco, han propuesto por medio de Facebook “postular a Santa 'Karina' para el Nobel de Paz, pues en pocos días saltarán como ranas los guerrilleros, narcotraficantes, paramilitares, violadores, ladrones, secuestradores y extorsionistas por una oportunidad para ser perdonados”. Ángela Cristina Duque Castrillón dijo por intermedio de esta red social que “así es la justicia en este país, entre más mala sea una persona, más beneficios le da la ley”. Y se pregunta, “¿qué se traerá entre manos el señor Uribe con esta decisión?” Precisamente Elda Neyis Mosquera, alias 'Karina', habló el pasado jueves y les pidió perdón a su hija, al país y al presidente Uribe Vélez. “Le pido perdón a las víctimas, de corazón. Yo he vivido en carne propia el dolor de la confrontación y la guerra. A mi también me han arrebatado a mi familia”, indicó. La desmovilizada advirtió que en este proceso se necesitará flexibilidad de todos los actores. “La paz no se hace con cárceles llenas de guerrilleros desmovilizados. La paz se hace con flexibilidad de ambas partes y con el perdón. Se hace con oportunidades y eso es lo que está haciendo el presidente Uribe”. La esposa del policía desaparecido se declaró desconcertada por la liberación de la guerrillera. “Desde el mismo momento en que dieron la noticia se me bajó la moral. Alias 'Olivo Saldaña' ha hecho méritos, lleva varios años en la cárcel, pero 'Karina' qué ha hecho: solo matar y asesinar. Es una persona mala. El Gobierno dice que no es un premio, pero lo único que hizo fue entregarse con su compañero sentimental, de resto nada más”. Sin perdón Agrega que nunca pensaría en el perdón, aunque muchos le dicen que deje ese rencor, pero asegura que solo ella sabe el dolor que siente al perder a su esposo que lo único que hizo fue luchar por la patria para que lo desaparecieran o asesinaran. El agente cumplía 10 años en la Policía el día de la toma. “He hablado con algunas víctimas, pero ni siquiera les gusta tocar el tema del perdón. El caso de ellas es diferente porque por lo menos tienen una tumba dónde llorar a sus muertos. En cambio yo no he podido encontrar esa paz interior, porque no sé cuál fue el destino de mi esposo”, expresó Alba Libia. La toma, dolorosa La toma a Arboleda, uno de los hechos más dolorosos que se le atribuyen a 'Karina' se presentó el 29 de julio del 2000. Ese día, cerca de 500 guerrilleros de las Farc atacaron la población con armas de fuego de largo alcance, cilindros de gas y un carrobomba, activado en el último día de la incursión guerrillera. Fueron 27 agentes los que enfrentaron a los insurgentes. Algunos policías, ante la desventaja, se vistieron de civil y huyeron. Otros continuaron hasta que se les acabaron las balas y luego se entregaron a la guerrilla. Al comando de 'Karina', los insurgentes los torturaron y luego los asesinaron. Durante esta acción subversiva tres civiles y 13 integrantes de la Policía perdieron la vida. Érika Berenice Bañol, viuda del coronel Muñoz, escribió este mensaje por medio de la web de LA PATRIA: “Señora Karina, con todo y los beneficios que hoy pueda recibir por quienes no conocen el dolor de ser su víctima, jamás podrá recibir valor para mirar a los ojos a mi hija, a esa niña inocente que usted en su bestialidad dejó sin su papá a los tres años, porque por más cosas que le den jamás le darán la tranquilidad de su conciencia, esa no tiene color político y mucho menos precio”. Y añadió: “por si ya perdió la cuenta de sus víctimas, yo soy la viuda del coronel Muñoz, soy la mujer a quien Dios le dio la posibilidad de ser madre y usted la obligó sin ningún derecho a ser padre también, que Dios la perdone y le dé la paz que su bestialidad me quitó, usted se robó mis sueños”. Mala decisión Gabriel Jaime López fue otra de las personas que vivió en carne propia esta tragedia. Considera que fue una mala decisión del Gobierno el premiar con la libertad a una de las más temibles guerrilleras que ha existido. “Fui una de las víctimas. Me vi afectado por las esquirlas de una granada, salí desplazado del pueblo, fusilaron al esposo de mi tía, mi abuelo tuvo que esconderse debajo de una cama durante la toma y a los dos días de la incursión murió. Solo Dios sabrá si la perdona. Si estuviera en mis manos, diría que no”, expresó López. Hernando Giraldo, otro de los afectados, no cree posible que existan personas, por lo menos entre las afectadas, que perdonen a la guerrillera. “El día de la toma me encontraba en un sector que se llama El Castillo, que queda frente al pueblo. De allí vi todo lo que pasaba. Mi preocupación era porque mi familia sí estaba en Arboleda. Afortunadamente no nos pasó nada, pero nos tocó abandonar el pueblo”. José Óscar González Hernández, ex alcalde de Pensilvania, expresó que prefiere no hablar de los actos de 'Karina' y muchos menos de la decisión que tomó el Gobierno. Alba Libia y las demás víctimas de 'Karina' seguirán con el dolor vivo y a la espera de que algún día se dé lo que ellos denominan como la verdadera justicia. EL DATO 'Karina ingresó a las Farc en 1984, cuando tenía 16 años. EL DATO 25 de mayo de 2008, fecha en que 'Karina' se desmovilizó en la vereda La Soledad, de Sonsón (Antioquia), en límites con el norte de Caldas. Mintió Un Juez Especializado de Manizales ordenó compulsar copias ante la Fiscalía para investigar a 'Karina' por falso testimonio. La decisión se conoció como parte de un fallo en contra de tres guerrilleros del frente 47 de las Farc, a los que condenaron por participar en la toma al corregimiento de Arboleda (Pensilvania). A 'Karina' la llamaron a declarar en este proceso, para preguntarle sobre la participación de estos subversivos en el ataque. La ex comandante negó verlos durante la incursión armada a la población caldense. Sin embargo, luego de analizar las pruebas contra los delincuentes, el juez encontró méritos para declararlos culpables y los condenó a penas que están entre los 40 y 50 años de prisión. Por esta razón, el funcionario judicial determinó que la desmovilizada 'Karina' les mintió a las autoridades y la Fiscalía deberá investigarla. Condiciones La libertad de 'Karina' tendrá las siguientes características: *Escoltas de la Policía y guardianes del Inpec seguirán cada uno de sus pasos. *Trabajará para que entreguen a los secuestrados. *Se le asignará camioneta blindada. *Podrá tener comunicación con guerrilleros activos de las Farc con el exclusivo propósito de hablar de paz. Tendría celular y computador. *Recibirá una especie de subsidio por la gestión que realice. *Sólo se podrá movilizar en Bogotá entre las 7:00 a.m. y las 5:00 p.m. y hará hacer seis llamadas diarias al Inpec. *La Policía realizará un monitoreo permanente al esquema de vigilancia y el director de esta institución recibirá un informe semanal sobre los desplazamientos y contactos realizados por ellos.

lunes, 12 de enero de 2009

Colonizacion Antioqueña

En el estudio de la fundación de Arboleda, es necesario hacer un pequeño bosquejo de lo que constituye “Colonización Antioqueña” en el sufriente de Antioquia y el oriente de Caldas. Colonización que se desarrollo, según algunos actores como James Parsons, porque “Algunos campesinos descalzos y enruanados lograron derrotar los latifundistas en su búsqueda de tierra y solidaridad en la frontera semitropical y escarpada, llenos de un espíritu de autodeterminación orgulloso libre e independiente”. La corriente migratoria de la cual sus descendientes llegan a arboleda, empieza en los valles de Rionegro y Marinilla aproximadamente en 1789, patrocinados especialmente por el vestido MON Y VELARDE, quien haber la miseria que al fin procuro que los campesinos pobres cultivaran en las tierras baldías a su titularidad estuviera en cabeza de un terrateniente. En 1789 en un memorial enviado al gobernador de la provincia de Antioquia decían los campesinos, encabezados por el Señor José Antonio Rodríguez Alzate: “Motivados de suma pobreza y bienes de fortuna, escasos de tierra y en que trabajar, y lo que es doloroso, ni un terreno en que poder hacer una casa para poder mantener la vida y nuestras familias por la estrechez que hay y se manifiesta en uno y otro vecindario”… solicitaban que se le autorizara poblar en la región que actualmente comprende desde los municipios de Sonsòn, Abejorral hasta el Río la Miel. Efectivamente se le autoriza, pero inmediatamente se presenta el conflicto con el propietario de esas tierras. Don Felipe Villegas quien pone toda su capacidad de rico terrateniente para evitar que la fundación de Sonsòn se realizara. Este pleito haría de durar varios años y solo se termina en 1808, cuando el Virrey Don Antonio Amar y Borbón sentencio finalmente a favor de los pobladores, ya en 1800 se había fundado Sonsòn y mas tarde Abejorral, una vez poblada los territorios de estoas municipios comienza su expansión hacia el sur, en búsqueda de nuevas tierras para cultivar. Fenómeno que se dio por el aumento de la población y por la concentración de la tierra se fue dando en mano de los fundadores. En 1808, el juez poblador de Sonsòn José Joaquín Raz y Zapata expide un decreto sobre el repartimiento de las iterasen Samanà y la miel, entre los cuales estaban las tierras que mas adelante formarían el corregimiento de Arboleda. Repartimiento que dio origen a muchos descontentos y pleitos. Con esto se habre paso a la colonización hacia el oriente de Sonsòn con la fundación de Mulaco y hacia el sur con la fundación de Pensilvania aproximadamente en 1860, a tierras que pertenecían a los hermanos Luís Maria, Baltasar y Esteban Ramos de Sonsòn, quienes las donaron. Población que el 3 de febrero de 1886, alcanza la categoría de fracción con inspector de Policía y 5 años mas tarde de Jurisdicción de esta población; de acuerdo a las cambios que iba dando el Gobierno Nacional.

domingo, 11 de enero de 2009

Primitivos Nombres

Los primitivos nombres de las tierras que componen hoy al corregimiento de Arboleda era “Camargal”, territorio perteneciente al municipio de Pensilvania. Cuando los Señores Pbro. Daniel Florencio Sánchez Ramón Marín y demás compañeros fundadores pensaron en formar un poblado, escogieron el nombre de “Arboleda”, no porque por aquí paso un Señor llamado Don Julio Arboleda como lo dice algún historiador, sino porque Arboleda significa sitio poblado de árboles, por eso lo colocaron, porque recordara aquel sitio que estuvo poblado de árboles y que fueron cortados para el nuevo poblado. Pero en la época del Puto Erizo, Arboleda se llamaba “San Pascual de los Reyes”, nombre que duro poco tiempo, porque al morir el Puto Erizo el nuevo poblado que quedo descansando de las hechizos que el hacia y por el descanso que reino en San Pascual de los Reyes le colocaron el nombre de “Los Árboles”.

El Puto Erizo

- Yo conozco la mina por dentro y por fuera. Me crié en ella. Yo se que los planos son inmodificables. Son los mismos del tiempo de la colonia. No se pueden cambiar así no más, de un momento a otro. - En cuanto a los planos del tiempo de la colonia, eso lo sabemos señor Risales. Pero, la realidad actual es otra. - Ustedes me engañan para ahorrarse el pago de las regalías. - No pretendemos engañarlo de ninguna manera, señor Risales, en lo mas mínimo. Pero tampoco podemos pagar las regalías a dos personas. - Precisamente, por honradez, las estamos pagando a Maximiliano Agudelo, aunque hubiéramos podido ocultarle el hecho de que el filón entra en su propiedad. El esta en su derecho. Escoja, don Juancho Risales: le tomamos en arrendamiento su predio, o se lo compramos. - ustedes quieren desterrarme de aquí, donde nací. De aquí no me sacaran si no en pedazos. Y se irán con sus instalaciones a otra parte. Pero, no acepto esa clase de arreglos. - También le podemos pagar una bonificación de una vez por todas, reconociéndole, además, el arrendamiento de su predio, si no quiere venderlo. - lo único que acepto es que me sigan pagando las regalías, en castellanos de oro como antes. - Don Juancho, si usted no se aviene con un arreglo, nos veremos en la necesidad de llevar el asunto al juzgado de Sonsonà - ¿Al juzgado de Sonsonà? –repite Don Juancho Risales con irania. Usted sabe muy bien quien es Juancho Risales aquí y en cualquier parte. Y dando un puñetazo que hace saltar los tinteros del escritorio, sale de un portazo que queda resonando en los oídos de don Emilio, el administrador de la mina. Mientras tanto, resuena el ruido de los pisones de los molinos, triturando el mineral a golpes de bronce. Don Emilio destapa una botella de Brandy, se ciñe el revólver y trata de saborear serenamente el trago, pero la actitud de Juancho Risales le deja muy mala espina. No por nada lo llaman el Puto Erizo. - Erizo Puto, se dice ¿habrá ido a amarse? Pero tampoco le voy a mostrar miedo. Entonces se levanta San Pascual de los Reyes sobre el espinazo de la colina, como una cresta erizada de caritas blancas, de guadúas y astillas. Y abajo, bastante abajo, en las orillas de la quebrada de la Rumazona, en donde terminaba la ladera, la mina de Riodulce. Los restos de la explotación de los días de la colonia, había sido redescubiertos el siglo anterior, y la mina había pertenecido a diversos dueños, entre ellos dos ciudadanos norteamericanos, Mr.Olson y Mr. Owens, por lo que la mina se llamo un tiempo la mina d las dos Oes. En ella había nacido y crecido Don Juancho Risales., hijo de unos de los propietarios, y de una cocinera. Del padre recibió el sonoro apellido y las facciones que se revelaban en el continente moreno del mestizo. Sus ojos eran negros como la obsidiana. Electrizaba a las mujeres con su labia. Vivía de olas regalías, que por costumbre inveterada, la pagaban en castellano de oro. No trabajaba; si lo hacia era por divertir el tiempo, o cuando por daños ocurridos en las maquinas, acudían e él. Su llegada a San Pascual de los Reyes, era un acontecimiento semanal. En un caballo bayo, con zamarros leonados, espuelas de cobre, pañuelo raboegallo, sombrero alón y revolver al cinto, se imponía su presencia. Frecuentemente se veía envuelto en riñas, pero, nadie lo vencía ni hería, ni lo podían encarcelar, porque, según decían los vecinos “era ayudao”. Se le desvanece a la policía cuando intentan agarrarlo, dicen unos que en Playarrica, los policías invadieron la casa donde el dormí, pero, mientras forzaban la cerradura, se convirtió en un racimo de plátanos. Cuando ellos entraron, no hallaron mas que el racimo y de el comieron plátanos maduros. Después el se reía viéndose desgarradas las mangas de su camisa. También dicen que no le entra ni la bala ni el machete, como si la piel fuese una coraza de acero. Lo cierto es que cuando Juancho Risales estaba de gracia, hacia servir aguardiente de Zamanares para todos y se revelaba confidencias de su vida. A mi, nadie me jode, dijo una vez. No he matado, no tengo necesidad de hacerlo. Me hago respetar aquí y en cualquier parte. Yo tengo mis secretos. No le hago mal a nadie. Y hay de aquel que se meta con Juancho Risales. En una de esas tertulias alguien le pregunta: - Don Juancho, ¿usted ha leído libros malos? - ¿Malos? No. Libros de magia negra. Y es mucho lo que he aprendido de ellos. Pero, oiga hermanito. Cuidado lo sabe el Padre Daniel. El puede saber mucho de santos y de rezos, pero, yo se de magia. El primer libro que leí fue el dragón rojo, que tenía un minero de Playarrica. Después me conseguí las virtudes de Satán. El Hércules de la magia. Ahí empecé a sentirme como otro hombre. Pero, el que me dio resultado fue los caballos de Sansón. Ahí si hay libro. Pero, cuidado no me delate, no sea que el Padrecito Daniel me eche encima la corte celestial. Así andaban las cosas en San Pascual de los Reyes. El Puto Erizo entrada y salía, hacia y deshacía, hasta que el filón de la mina torció su dirección hacia un previo ajeno. De la noche a la mañana, flaqueo su ilusión. No le iban a pagar sus pretendidas regalías en castellanos de oro y lo citarían al juzgado de Sonsonà. Días más tarde, del otro lado0 de la quebrada de Pasahondo, se divisan cuatro jinetes que galopan rumbo a San Pascual de los Reyes. Se detienen en cada cantina y vuelven a galopar disparando los revólveres. - Es el Puto Erizo, que viene de Sonsonà. Ahora si, que se tengan los de la mina; dice Agustín Osorio. - Pero, ya reforzaron la entrada. Contesta Heliodoro Hincapié. Sin embargo, el Puto Erizo es el Puto erizo. ¿Quién sabe que va a pasar? Cuando suenan las campanas de la capilla llamando a la oración, repican las herraduras de los caballos en el empedrado de San Pascual de los Reyes. Los jinetes se apean en la primera cantina de la entrada. La gente tiembla. Los portones están cerrados. - ¿Quién vive aquí? – Grita el Puto Erizo, con su voz demudada por el aguardiente. ¿Quién vive aquí carajo? ¿Algún afeminado que no tiene pantalones? Vamos muchachos, no es esta la única cantina del pueblo. Unas cuadras mas adelante se detiene de nuevo, y con las cachas de los revólveres golpean fuertemente la puerta cerrada. - Que salgan si no tienen miedo, y les dejo mis últimos castellanos de oro. - Vamos a la cantina de Solano –dice el Puto erizo-. Ese si es un verraco y ola tiene abierta. Los jinetes hacen escupir a la noche con ráfagas de fuego, y restalla en chispa el empedrado de la calle. Pero, también la cantina de Solano esta cerrada. - ¿Dónde esta Solano? Que salga si no es gallina. Aquí le dajarè mis últimos castellanos de oro. Pero salí cobarde. Al fin, no por valentía, si no por miedo, ante el griterío del grupo, les abre. - ¿Dónde estabas escondido, rata miedosa? – dice el Puto Erizo. Aquí te voy a gastar mis últimos castellanos de oro. No temas, zopenco. En la cantina terminan dominados por el alcohol, cesan poco a poco los gritos, y viene la paz oscura del resto de la noche. Llega la feria de Zamanares: el Puto Erizo esta sin dinero dice a su amigo Arcadio Robledo: - Nos vamos para la feria, no gastar plata, si no a conseguirla. - ¿A conseguirla? ¡ Y como? - Ya lo veras. Nos iremos a pie. Antes de llegar al pueblo, yo me convertiré en una res; y tú me venderás. Al día siguiente estaremos partiéndonos en dinero. Eso si, no entregues el lazo. - No puede ser, -contesta Arcadio maravillado - Ya lo veras. ¿Y secreto de hombres? - Secreto de hombres y de amigos, -responde Arcadio. Luego, se dan las manos. En la mitad del camino Arcadio observa una palma de corozos el racimo esta rojo, bellamente rojo. - Que lindos corozos, - comenta Arcádio. -¿Quieres que los alcance? pregunta el Puto Erizo. - ¿De poderse? Claro. - Toma la punta de mi ruana. Mira atrás y cuenta tres. Cuando Arcadio vuelve la mirada, se halla agarrado a cola de un mico. El mico tira palma arriba hasta llegar a la altura de la misma. Toma el racimo y desciende, haciendo monerías y festivo. Arcadio recibo el racimo. Y en el momento de recibirlo se esfuma el mico y reaparece Juancho Risales, el Puto Erizo. - ¿Ves que si se puede? Dice Juancho a Arcadio, y añade: - Y ya veras lo que va a pasar en la mina. ¿Me cerraron el pueblo? Las van a pagar. ¿Secreto de amigos? - De amigos y de hombres – repite Arcadio. Un lunes, cuando los obreros vuelven a las labores de la mina encuentran trabados los tres molinos. Al querer ponerlos a marchar, avanzan y retroceden en un vaivén continuo. Hay piedras y palos en los ejes y los engranajes. Hay que desarmarlos y limpiarlos; y en eso se van varios días. A los pocos días se repite el mismo fenómeno. La reproducción de la mina retrocede. En el interior de los socavones sucede que de un momento a otro se pagan las lámparas de acetileno. Los obreros se hallan sumergidos en la oscuridad, al tiempo se oyen voces y gritos hòrridos que se propagan en la oscuridad; se agarran unos de los otros, casi desgarrando los vestidos, en busca de las salidas. Y cuando ya están cerca de ellas, los gritos se convierten en estruendosas risotadas y vuelven a encenderse las lámparas. El fenómeno se repite, como el de los molinos. Los obreros empiezan a abandonar la mina. Solo los ingenuos enganchan para retroceder luego. Los empresarios se devanan la cabeza para remediarlo todo, pero no hallan el camino. Finalmente otro lunes aparecen derrumbadas todas las entradas de los socavones. Han sido dinamitadas y no se reconoce el lugar donde estaban situadas. La mina acaba por ser abandonada. Las instalaciones se deterioran con el tiempo, crecen las malezas, los árboles y no queda huella visible del lugar de la mina. San Pascual de los Reyes empieza a morir. EL PUEBLO NUEVO Hay noches en San Pascual de los Reyes en que no se puede descansar en paz. No solo hay pobreza, si no temor. De repente crucen los techos; un impulso se siente caminar de casa en casa, de cuadra en cuadra, de punta a punta del caserío. La edificación se mueve, como un reptil que se despereza. Al mismo tiempo, el aire se agiganta en viento resonante por entre los intersticios de las tablas y los canutos de guadua. El impulso casi habla como en un quejido. Caen golpes como balas de granizo. Las agentes salen desfavorecidas, pero todo ha sido ilusión. Empieza el éxodo. Los que venden a menos precio se van a la playa, entre los ríos Samàn y Viernes, y nace Puerto Viernes enmarcado como entre un triangulo de espumas. Pero, un día llega a San Pascual de los Reyes el padre Daniel. Ven su sotana y se reúnen los vecinos esperanzados es hombre de fama espiritual y muy virtuoso. Dicen que camina sin cansarse y que camina sin detenerse. - Padre, por Dios, -le dice el maestro Roberto Giraldo: haga algo por San Pascual de los Reyes. El pueblo se va acabar. Ya no hay paz por temor a los maleficios. - Le vamos a poner una tranquita a este asunto. Les dice: Tengan fe en la oración. La fe todo lo puede. Al día siguiente, las campanas de la capilla suenan arrogativas, con ese eje cansado y suplicante de las calamidades. Los fieles acuden al tropel. El padre viste su pluvial morado, canta los salmos penitenciales, y el pueblo lo sigue en prosecion recitando el rosario. Los procede el Cristo del perdón. El oro de la tarde se derrite en la luz de los cirios. Terminada la procesión, el Padre despide a sus fieles y se entra solo para continuar, en la noche, la vigilia del ayuno comenzado en el día. Toma el libro de los Salmos y recita los penitenciales, saboreando su contenido a través de las palabras latinas. Todo esta en silencio y en oscuridad. Solo hay una luz en los cirios de la capilla. El silencio devuelve el eco de sus palabras en el recinto vacío. “No temerás el espanto nocturno”. Las palabras del salmo resuenan también en el interior de su mente. El eco de su voz es devuelto como si no fuese su voz. De repente oye crujir las vigas del techo. Alza los ojos en la oscuridad y nota que un cuerpo se balancea entre viga y viga. - Es un mico – se dice. Pero, un mico aquí, ¿de donde? El mico grita con raras modulaciones que el no ha oído antes. Un frío helado le recorre la piel. ¿Cómo espantarlo? ¿Le arrojara un candelero? ¿Lo enlazara con un rejo de las campanas? Mientras el lo piensa, el mico se desplaza de viga en viga hasta llegar al campanario; agarra el rejo de las campanas, las hace oír a esa hora silenciosa y empieza a descolgarse. El mico grita de contento; el Padre se acerca cautelosamente hasta que su mirada se encuentra con los ojos del animal. Hay una chispa roja en sus ojos, como la del pabilo cuando se ha apagado la llama. El Padre se desconcierta por un momento. Luego, se recoge como para tomar un hálito espiritual y dice con imperio: - Vade retro Sàtana, in nomine Jesù! Fuera Satanás, en el nombre de Jesús. A estas palabras se apagan las luces del mico, y su cuerpo se desvanece en las sombras como copos de algodones negros. El Padre vuelve, casi sin fuerzas, a sentarse en su silla del altar. Medio desvanecido por la impresión, entra en una especie de sopor. Después, repuesto, vuelve a los salmos. El viento se filtra hacia el interior, crece en forma de torbellino y se torna un huracán. Luego viene la lluvia, se apagan los cirios y se filtra el fuego de los relámpagos en medio del estallido de los truenos. El Padre vuelve a sentir temor; se dobla en su silla. Cercado por la oscuridad y el temporal; recuerda el otro salmo: “Mi compañía son las tinieblas”. Finalmente amaina la tempestad, cede la tensión de los nervios y se abre paso nuevamente la calma del amanecer. Otra vez enciende los cirios y vuelve a tomar el libro de los salmos. Entonces recita: “Un corazón contrito y humillado tu no lo desprecias”. El eco de sus palabras es devuelto en el silencio del interior, como si su voz no fuese su voz. El rumor de las aguas corre y desciende como queriendo alcanzar el clarar del amanecer. Meditando en el salmo, escucha unos golpes en la puerta de la capilla. Aguza el oìdo. Los golpes se repiten con insistencia. Todavía sin abrir se dice: -¿Quien puede llamar a estas horas? Entonces se percata de que al otro lado de la puerta alguien forceje de manera extraña. Abre: unas manos nerviosas se aferran a las suyas, haciéndolo estremecer. El hombre se esfuerza por decir algo, como por desprenderse de algo que le impide en su interior. El Padre lo comprende todo. Y empieza a increpar con vigorosa voz: NON DRACO SIT MICHI DUX, CRUX TUA SIT MIHI DUX. Es la oración que se extiende en la Cruz de san Benito. Lo repite una y otra vez, el hombre titubeando y arrastrando las palabras intenta decirlas también. MI CAPITAN NO ES EL DRAGON, TU CRUZ ES MI LUZ. Cuando logra repetirlas claramente, suelta las manos y respira profundamente, como si algo muy pesado hubiese salido de si. El Padre, imponiendo sus manos sobre el, recita una formula sacramental. Cuando asoman los primero tintes de la aurora Juancho Risales sale por la única calle de la aldea camino de Pasahondo, todavía solitaria. Antes de pasar el puente, deja las sandalias en la orilla. El tronar de las aguas ensordece las palabras con que se habla a si mismo. Pasando el río se siente sacudido por otro ruido, como de algo que se desploma. Mira hacia atrás y ve flotando en las aguas las ruinas del puente. A esa hora el Padre ha concluido su vigilia y ha cerrado el libro de los salmos. Ha pasado el tiempo. San Pascual de los Reyes ya no se llama así, sino Los Árboles; es un pueblo nuevo, que también yergue en la colina como una cresta de casitas blancas. Nadie sabe donde esta la mina. Algunos creen que esta bajo el pueblo mismo. De Juancho Risales, el Puto Erizo, se sabe que nunca se atrevió a pasar el rió.

Geografía

ALTURA La altura del corregimiento de Arboleda, es de 1780 metros sobre el nivel del mar. HIDROGARFIA No menos son los accidentes del terreno en cuanto a la hidrografía. Al norte se halla el Río Samanà, que forma límites con el departamento de Antioquia, y con el municipio de Salamina. A este río se tributan sus aguas el Río Dulce, que a su vez recibe las aguas de Quebrada Negra, Porvenir y Mercedes. SECCIONES Se halla dividido por el corregimiento en 22 veredas y dos inspecciones. VEREDAS Sevilla, Samaria, El Sandal, La Torre, La Cruz, La Loma, La Estrella, La Mina, El Billar, Verdal Alto, Verdal Bajo, El Recreo, Campoalegre, Anime Alto, Anime Bajo, Guacas, El Castillo, La Florida, La Palmera, Los Medios, Playarrica, Cabilditos